Ruta de Las Dehesas de Villavieja y Embalse de Riosequillo

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Comenzamos en la plaza Mayor y tomando la calle del Barco o del Roble apareceremos enseguida en el antiguo lavadero del pueblo que aún funciona abastecido por La Reguera. Desde allí ya en pleno campo tomamos un camino al principio hormigonado que da paso más adelante a firme de gravilla en muy buen estado.

Lavadero
El Lavadero de Villavieja del Lozoya

Después de pasar unos establos de reciente construcción para reunir el ganado llegamos a un zarzo (puerta) y tomaremos un sendero a mano izquierda que un poco más adelante da paso a unas magníficas vistas de Las Dehesas de Villavieja con el fondo del pueblo a los pies de la sierra.

IMG_20151011_130458
Los establos

Llegamos a un punto en el que el sendero se ensancha y con muchas piedras sueltas para dividirse en dos. A la izquierda podemos visitar en media hora ida y vuelta los restos de la ermita de La Trinidad que se explica al final. Nosotros tomaremos el sendero de la derecha que transcurre por el paraje de Navalonga entre encinares y nos llevará después de un trecho a la misma orilla del embalse de Riosequillo, (señalado en el mapa con el número 2).

Si tenemos suerte y el nivel está al 100% podremos disfrutar de las quietas y limpias agua del Lozoya en formato tentador de playa de arena pero hemos de advertir que el baño está prohibido en todo el embalse (de aquí se abastece la ciudad de Madrid de agua potable a través del Canal de Isabel II). Seguimos bordeando el embalse ya por una pista de  tierra. Una vez tierra adentro en dirección al pueblo de Pinilla de Buitrago llegaremos a un gran espacio abierto desde donde se divisa una cruz sobre una colina. En ese punto cogemos una vereda a la derecha entre cercados de alambre. Al llegar junto a una explotación agropecuaria giramos a la derecha. El camino nos llevará en un agradable paseo de nuevo hasta La Dehesa Boyal de Villavieja, dejando a la izquierda las casas del Prado Gamonal. Posteriormente entrando a la pista por el zarzo llegaremos de nuevo a los establos del principio de la excursión. Desde allí desandamos el camino hasta Villavieja.

 

A TENER EN CUENTA:

No hay fuentes de agua en todo el recorrido y al no estar señalizada la ruta hay que estar atento al mapa y a las indicaciones de esta ficha. Tened cuidado para no tomar las falsas sendas que hace el ganado para ir a los prados o a beber agua a los arroyos de la zona porque nos saldremos de la ruta. Siempre que encontremos un zarzo (puerta) para pasar de un término municipal a otro hay que dejarlo cerrado para que el ganado no se escape.

VALORES:

El paisaje, la soledad, la transición de las fresnedas adehesadas a los encinares y los prados bordeados por los zarzales y zonas húmedas. Observaremos las cigüeñas alimentándose por los prados, algún águila y multitud de paseriformes.

OPCIONES DE LA RUTA:

Visita a los restos de la Ermita de la Trinidad, (señalado en el mapa con el número 1). Una media hora más ida y vuelta, sin acercarnos demasiado para no molestar a las cigüeñas, pues allí anidan y crían.
Las Dehesas de Villavieja y Embalse de Riosequillo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s